Construcción de piscinas en Badajoz

Trabajos especializados

En Pisconza somos expertos en la construcción de piscinas gunitadas mediante la aplicación de hormigón proyectado. Esta técnica nos permite realizar trabajos en todo tipo de superficies sin importar la medida y conseguir siempre resultados de excelente calidad.

Los especialistas que forman parte de nuestro equipo en Badajoz cuentan con una formación específica para la realización de estos trabajos y una amplia experiencia en la tematización y decoración de piscinas. Venga a conocernos, le ofreceremos las mejores opciones adaptadas a sus preferencias.

Hormigón proyectado

¿Qué es la técnica del hormigón proyectado (gunite)?

La técnica del hormigón proyectado o gunitado es el procedimiento mediante el cual todos los componentes del mortero u hormigón, previamente mezclados, a excepción del agua, son transportados a través de mangueras especiales a presión sobre una superficie a gran velocidad. El agua se aporta al final de la manguera, cuando la mezcla sale al exterior.

Según su aplicación se puede clasificar en:

  • Hormigón proyectado para reparaciones y mejoras de superficies.
  • Hormigón proyectado de sostenimiento en excavaciones, rocas, cimentaciones, zapatas, etc.
  • Hormigón proyectado estructural.

Los campos de aplicación del hormigón proyectado son:

  • Sostenimientos en excavaciones subterráneas.
  • Revestimientos y entibaciones en túneles.
  • Revestimiento de conductos metálicos para protegerlos del fuego.
  • Trabajos de consolidación en excavaciones.
  • Revestimientos y sostenimientos de rocas y taludes.
  • Reparación en estructuras de hormigón.
  • Reparaciones, saneamientos de juntas y superficies sometidas a fuentes acometidas de agua.
  • Muros de contención.
  • Construcción de piscinas, depósitos, vasos, etc.

La preparación del hormigón proyectado sigue unos pasos determinados para conseguir que el material sea el adecuado. De este modo, la dosificación de un hormigón proyectado oscila entre los 375 y 400 kg de cemento por cada m³.

Además, la resistencia a la compresión normalmente no es inferior a 250-350 kg/cm² a los 28 días, lo que hace que este hormigón se caracterice por la evolución de resistencias a lo largo del tiempo debido a su elevado contenido en cemento.

Por otro lado, la resistencia a la tracción varia entre 1,6 y 2,1 N/mm² a los 28 días, y 3,3 – 5,3 N/mm² a los tres años. Según la Norma UNE, un hormigón se considera estanco si no sobrepasa los 50x10-10m/s, estando el hormigón proyectado por debajo de dicho coeficiente.

¿Qué ventajas presenta sobre el hormigón tradicional?

A diferencia del hormigón tradicional, el hormigón proyectado se adapta perfectamente a cualquier encofrado, ya sea vertical u horizontal, superior o inferior. Además, su adherencia, cohesión, resistencia y endurecido son muy superiores ya que se lanza a gran velocidad con poca agua, lo que permite que se pegue a cualquier superficie sin desmoronarse y se endurezca rápidamente.

También hay que destacar que su densidad o compactación es la mejor dentro de las posibilidades actuales, ya que al tener mayor densidad, la resistencia es más elevada y así se consigue un menor desgaste y una mayor durabilidad.

  • Apisonado: 2.000 – 2.200 kg/cm³
  • Vibrado: 2.300 – 2.400 kg/cm³
  • Centrifugado: 2.400 – 2.500 kg/cm³
  • Proyectado: 2.500 – 2.600 kg/cm³

Cabe mencionar que los espesores de los muros y las secciones del armado de éstos son mucho menores por su gran compactación.

Sistemas constructivos

Sistemas constructivos

Nuestros obreros profesionales son capaces de aplicar distintas técnicas y sistemas constructivos según las características del proyecto que se nos encomiende; entre ellas destacamos:

  • Gunitado

Esta técnica consiste en lanzar la mezcla de hormigón a presión sobre la superficie de ejecución para lograr una alta compactación y adherencia. Solamente se necesita un encofrado perdido por la parte exterior que sujete la armadura y sostenga la proyección de hormigón. Como la resistencia del hormigón proyectado es superior a la del hormigón tradicional, los diámetros de las armaduras y los espesores de los muros son mucho menores.

Además, este hormigón no deja juntas de dilatación aunque se corten los paños en su realización. Así la piscina, el depósito o la instalación en construcción quedaría hecha un cuerpo capaz de aguantar movimientos menores y deformaciones de la superficie del terreno, ya que al ser de hormigón no se deformaría por la presión hidrostática.

Cabe aclara que la presión hidrostática es la que produce el agua acumulada detrás de los muros de la piscina. Esta presión es tan elevada que incluso llega a levantar las piscinas vacías. Por otro lado, en aquellos lugares en los que la tierra es muy arcillosa y la acumulación de esta presión es elevada, se deben instalar unas válvulas hidrostáticas para que alivien dicha presión.

  • Encofrado

El encofrado es un sistema antiguo y tradicional que se lleva a cabo mediante la realización de una solera, seguido del encofrado a dos caras de los muros y del apuntalamiento correspondiente para facilitar la absorción del empuje ejercido por el vertido del hormigón tradicional.

Este sistema presenta varios inconvenientes. Por un lado, el grosor de los muros son mayores, por el otro, el emparrillado necesario con un hormigón normal requiere más diámetro y por ello se debe realizar el llenado de las paredes el mismo día de ejecución porque sino los empalmes dejarían juntas de dilatación. Además, en la unión del suelo con las paredes se deben introducir gomas especiales para evitar que se pierda agua por esa junta.

El vertido de hormigón se debe realizar con un buen vibrado. De este modo se evitan las “coceras”, acumulaciones de piedras que dejarían grietas por las que escaparía el agua. Hay que remarcar que este sistema es más complicado y presenta más puntos de dificultad a la hora de conseguir una buena estanqueidad.

  • Fibra de vidrio-poliéster

La aplicación de la fibra de vidrio-poliéster puede llevarse a cabo en la obra o en almacenes. Una de las ventajas de este sistema de construcción es que es más barato, ya que requiere de una menor mano de obra utilizada para su puesta en marcha en la obra, así como menor tiempo invertido en su montaje.

Por otro lado, una de las desventajas que hay que señalar es el degradado que sufre el color entre la parte sumergida y la exterior. Cuando se vacía, se corre el riesgo de sufrir deformaciones debido a la presión hidrostática ejercida por el agua exterior sobre el vaso. Además, la forma y los tamaños son limitados y las reparaciones son costosas.

Las construcciones realizadas en poliéster en obra deben tener una buena base de sujeción para su efectividad. Por ello, se suele emplear esta técnica como revestimiento junto a otros sistemas constructivos ya que, por ejemplo, el realizar una piscina de ladrillo revestida de poliéster será barato, pero tras empezar el asentamiento de la misma se producirán fisuras al no contar con una buena armadura que absorba y unifique toda la instalación.

  • Metálicas o de lainer

Este sistema ya viene preparado de fábrica para su montaje en obra y consiste básicamente en realizar una especie de encofrado metálico o de PVC, que dará forma a la piscina y que posteriormente se recubrirá con una lámina de PVC o liner, la cual va encolada o termosoldada a los encofrados.

Al igual que otros sistemas de construcción anteriormente descritos, el precio de este es menor al utilizar menos mano de obra. Además, las desventajas con similares a las de poliéster, ya que se descolorea la parte sumergida en comparación con la exterior, y la lámina se suele arrugar al cabo de algunos años.

También hay que señalar que cuando se vacía, le suelen salir “pompas” por la presión hidrostática. Al igual que con el sistema de fibra, la absorción de la estructura sobre movimientos o deformaciones del terreno es menor que con el sistema de hormigón, cuya estructura está más consolidada.

Nuestros materiales

Nuestros materiales

Utilizamos materiales de gran calidad para garantizar excelentes resultados. A continuación le presentamos una serie de términos relativos a nuestros productos para que conozca qué materiales utilizamos. La información ha sido obtenida de la Enciclopedia Encargado de Obra.

  • El cemento es el conglomerante más utilizado en la construcción.

  • El hormigón es una mezcla de un conglomerante (material que une los granos de los áridos) más arena, grava y agua. Las propiedades más importantes de un hormigón son:

    • Docilidad: facilidad para adaptarse a encofrados o moldes.
    • Cohesión: resistencia a segregarse o separarse.
    • Consistencia: resistencia a deformarse (cono de Abrams).
    • Endurecido: gran resistencia y durabilidad.
    • Densidad: que un mismo volumen de hormigón pese más o menos.
    • Resistencia mecánica: propiedad que tiene el hormigón de soportar cargas sin que se rompa (ensayo de roturas). Dicha resistencia depende de la calidad del cemento, de su dosificación y de la cantidad de agua (a mayor dosificación de cemento y menor agua mayor resistencia).
    • Adherencia: unión entre el hormigón y el acero para lograr una combinación que resista los esfuerzos a compresión y a tracción.
    • Variaciones de volumen: durante el fraguado se evaporan finas películas de agua, dando lugar a dicha disminución de volumen, que será mayor cuanto más alta sea la dosificación de cemento.
    • Temperatura: el hormigón ya fraguado y endurecido resiste bien las bajas y altas temperaturas. Para que no merme su resistencia tiene que alcanzar temperaturas superiores a 700º C.
    • Desgastabilidad: es proporcional al contenido de cemento. Cuanto más cemento, más resistencia al desgaste.
    • Fisuración: tendencia de los conglomerados hidráulicos a fisurarse, las causas pueden ser:

      • Proyecto inadecuado.
      • Movimiento del terreno.
      • Moldes o encofrados poco rígidos.
      • Dilataciones en el fraguado por retracción.
      • Exceso de agua.
      • Heladas.
      • Utilización de aguas contaminadas.

    • Durabilidad: capacidad de comportarse satisfactoriamente frente a las acciones ambientales.
    • Impermeabilidad: buena relación agua-cemento y buena compactación.
    • Porosidad: proporción de huecos que contiene una masa de hormigón (depende del agua y la granulometría de los áridos). Cuando es más poroso presenta menor resistencia y durabilidad.

Tratamientos del agua

En Pisconza somos conscientes de las tareas de mantenimiento que supone tener una piscina. El cuidado del agua es imprescindible y para ello existen varios tipos de tratamientos, ya sean físicos como la depuración o químicos mediante la utilización de distintos productos de desinfección.

Tratamiento físico (depuración)

Para mantener el agua de la piscina en perfecto estado debemos contar con una depuradora y una instalación hidráulica con capacidad para filtrar el volumen de agua de la piscina y adaptada a la forma de ésta.

  • Sistemas de filtración o depuración

Una depuradora pasa todo el agua de la piscina por un filtro, donde hay una carga de arena normalmente de sílice (aunque también los hay de diamoteas y de otros tipos). Es en esta arena donde se quedan atrapadas las partículas más gruesas y que acaban en el desagüe una vez se ha lavado el filtro.

Para que estas partículas se queden en la arena y no vuelvan al agua, la velocidad con la que circula el agua por el filtro debe de ser la correcta, ya que una excesiva velocidad devolvería las partículas a la piscina. En Extremadura, la velocidad de filtración de las piscinas públicas es de 30 m³/h/m² y para las privadas de 50 m³/h/m².

La bomba que impulsa el caudal del agua hacia el filtro también debe de ser adecuada a la piscina. Es muy importante que bombee el agua de la piscina hasta el filtro en las horas establecidas para asegurar una correcta limpieza. En las piscinas públicas de Extremadura este bombeo se produce cada 4 horas y en las privadas cada 6.

A todo ello hay que sumar la importancia contar con una instalación de tuberias y otros elementos adecuados al modelo de piscina para que recojan e impulsen el agua de manera correcta hacia el filtro en el tiempo establecido. Tampoco hay que olvidar que el vaso de la piscina debe de ser estanco y que la instalación hidráulica esté bien dimensionada.

Tratamiento químico

También debemos disponer de un buen tratamiento para la desinfección del agua que elimine las bacterias, los virus y microorganismos que puedan causar infecciones y enfermedades.

  • Tratamientos de desinfección

Para que el agua de la piscina muestre un aspecto agradable, claro y transparente, y para mantenerla desinfectada, es imprescindible utilizar los productos adecuados. Los tratamientos pueden ser por:

  • Sulfato de cobre: es un desinfectante, alguicida y floculante muy bueno, pero hay que tener precaución de no sobrepasar la concentración de 3 ppm para que no sea tóxico.

  • Hipoclorito: el cloro activo se utiliza para mantener el agua limpia, cristalina y desinfectada, además de destruir los microorganismos existentes. En todo momento debe contener la proporción adecuada, de lo contrario proliferarían de nuevo estos microorganismos. El cloro se evapora con el tiempo, especialmente cuando hace más calor o cuando se baña mucha gente. El cloro combinado es el cloro que al reaccionar con la materia orgánica aportada al agua por los propios bañistas (polvo, bronceadores, cremas, sudor, etc.) no actúa como cloro libre o activo, se le denomina cloramina. El agua de una piscina donde existe cloramina debe ser cambiada en tu totalidad cada 4 ó 5 años.

  • Cloro orgánico: se encuentra en pastillas, grano o en polvo. El tratamiento de choque con este tipo de cloro se aplica con las variantes de grano o polvo, y para el mantenimiento habitual se usa el formato pastilla precisamente por tener una disolución lenta que desinfecta permanentemente. Por ello, se suelen utilizar pastillas multifunción, que contienen varios productos en uno.

  • Bromo: su utilización es más común en el tratamiento de spas.

  • Electrólisis de la sal: Este método consiste en aportar sal común al agua de la piscina. La relación es de 4 gramos por m³, con lo cual se consigue una piscina con una salinidad un poco inferior a la de la lágrima del ojo y, por supuesto, mucho menor que al agua del mar (35 grs/m³). Un equipo de electrólisis descompone la sal en cloro y sal, por lo que siempre habrá sal en el agua. Así sólo habrá que aportar pequeñas cantidades de sal para recuperar la pérdida por evaporación, limpieza de filtros y por los bañistas. El cloro resultante realiza la misma función que el cloro libre, pero con la ventaja de eliminar la cloramina y de dejar la piel más suace y bronceada.

  • Oxígeno activo.

  • Ozono.

  • Ultravioletas.

  • Varios.

Los productos anteriomente nomrados son desinfectantes. Independientemente del elegido, es necesario utilizar un regulador de ph para controlar la acidez o dureza del agua y conseguir así un agua neutra con un valor que oscile entre 7.2 – 7.6, ya que los desinfectante solo actúan en un agua neutra.

Otros productos utilizados en los tratamientos químicos son:

  • Alguicida: elimina todo tipo de algas que proliferan en la piscina, sobre todo en verano.

  • Anticalcareo: baja la alcalinidad del agua y consigue un buen control del ph.

  • Floculante: envuelve las partículas más pequeñas encontradas en el agua para que sean atrapadas por la arena del filtro.

  • Desincrustante: limpia las paredes y los suelos de incrustaciones de cal.

  • Invernador: producto para mantener la piscina en invierno.

Otro método para mantener la piscina en las condiciones adecuadas es taparla con lonas de protección. De este modo se evitan accidentes de inmersión y caídas dentro de la piscina, se ahorra agua al no tener que vaciarla ni llenarla y se evita tener que limpiarla todos los años. La lona de verano también es útil. Si durante una temporada no se va a utilizar la piscina, se puede tapar y así se ahorrará agua, al no evaporarse por no entrar la luz solar y por poner la depuradora menos tiempo, ya que no proliferarán las algas.

Consejos para construir una piscina

A diferencia de una piscina pública, una piscina privada en su propio hogar es accesible y cómoda, sin controles ni horarios y se convierte en un espacio para compartir el momento del baño con las personas queridas. Una piscina en casa forma parte de la familia, es estimulante e invita a la diversión a adultos y pequeños en la intimidad. A continuación le presentamos algunos consejos a tener en cuentra a la hora de decidir construir una piscina en su casa:

La ubicación de la piscina en el terreno

Es recomendable que:

  • El sol le dé durante la mayor parte del día para tener un agua más cálida.
  • No haya grandes árboles próximos que le den sombra, desprendan las hojas sobre ella y que tengan las raíces por la superficie, ya que podrían agrietar el vaso de la piscina al ir en busca del agua.
  • No esté próxima a calles para conseguir una mayor privacidad.
  • El terreno sea duro para que quede instalada correctamente.
  • La orientación de sus skimers vaya en la misma dirección que el viento dominante (no es un aspecto imprescindible).
  • Se levante unos 10 o 15 cm para evitar que el aire arrastre materiales dentro del agua.

Tamaño y formas

El tamaño y la forma de la piscina dependerá del espacio disponible. Además, la piscina parecerá más grande o más pequeña según su ubicación y del gusto del cliente.

  • Formas rectangulares: son más prácticas para aprovechar el espacio (proporción normal es que el largo tenga el doble del ancho).

  • Formas curvas o de riñón: son más estéticas y más originales pero sacrifican parte del uso y del espacio de la piscina.

  • El diseño se puede realizar según la creatividad del cliente, pero el importe variará según la dificultad.

  • Las medidas más comunes en las piscinas privadas van desde los 4x6 a los 5x10 (de 24 a 50 m² de lámina de agua, la más usual es la de 5x10).

  • La profundidad más habitual es de 0,8 a 2m. Si no tiene trampolín y la profundidad es excesiva solo aportará mayor gasto y riesgo.

  • La realización de escalera de acceso de hormigón es opcional. Incrementa ligeramente el importe final de la piscina, pero facilita la accesibilidad a niños y a personas mayores que no saben nadar. Su forma y diseño depende del gusto del cliente, aunque las más comunes son de tipo romano (media circunferencia) o rectangulares.

  • Revosadero continuo o skimers.

    • Las piscinas más tradicionales y de menor coste son las de skimers, ya que tan sólo necesitan el vaso y la depuradora para su correcto funcionamiento.

    • Las piscinas de revosadero continuo son más modernas y vistosas y prácticamente obligatorias cuando son públicas. Su coste también es mayor, ya que además del vaso y la depuradora necesita una cámara de compensación para controlar constantemente el nivel del agua. El sistema de limpieza y filtración es mejor.

Revestimientos

Hay distintos tipos de revestimientos según la decoración y el acabado que se quiera conseguir.

  • Pintura: el clorocaucho es de menor coste pero tiene el inconveniente de tener que pintar casi todos los años y la variedad de tonalidades está muy limitada. La pintura Exposi tiene más tonalidades pero es más cara.

  • Poliéster: presenta una gama de colores limitada y el color se degrada con el tiempo.

  • Liner: tiene una amplia variedad de colores y motivos. Sin embargo, tiene el inconveniente de la degradación del color y hay que seguir la precaución de no vaciar muy a menudo la piscina para evitar el empuje y arrastre de la presión hidrostática.

  • Gressitte: resultados muy vistosos gracias a la gran variedad de formas y colores. No obstante, al tener una superficie de contacto pequeña, se suelen despegar algunas piezas con el paso del tiempo, además de que el mantenimiento es nulo. Por otro lado, es inalterable a las condiciones encontradas en una piscina. Se recomienda ponerlos con malla de silicona, ya que al ir pegados a ésta el desprendimiento es menor y la terminación es más perfecta, aunque es un poco más caro.

  • Gres: especial para piscinas. El principal inconveniente es que tiene un coste mayor pero una menor vistosidad. Sin embargo, tiene varias ventajas y es que tiene piezas especiales tanto para las aristas como para los rincones, y al ser de tamaño mayor no se despegan. Además, la limpieza de cal y algas incrustadas también es más fácil.

Se desaconseja colocar materiales que al romperse puedan cortar, como es el caso de los azulejos. En la coronación de la piscina es aconsejable poner materiales que no tengan aristas y que sean antideslizantes para evitar resbalones, como las piedras artificiales “pecho paloma”, naturales “de granito”, de barro, etc.

Nuestras piscinas

En Pisconza hemos realizado numerosas piscinas a lo largo de toda nuestra trayectoria. Orgullosos de los resultados y con la satisfacción de nuestros clientes, a continuación presentamos una selección de imágenes de algunos de nuestros más destacados trabajos.

Fotografías de piscinas
Coronaciones con mortero impreso
Coronaciones y acerados simulando la arena
de playa (ver tematizaciones)
REVESTIMIENTO CONTINUO DE PISCINA
REVESTIMIENTO SIMULANDO ARENA DE PLAYA
DISTRIBUIDOR PARA BADAJOZ -- Accent of America---
FICHA PRESENTACION
DOSSIER PRODUCTO EN PDF
Spas de obra

Realizamos camas de masaje con boquillas soplantes de solo aire. También hacemos la instalación de bancos con boquillas de aire en el asiento y con boquillas de agua-aire en el respaldo, además de dar la posibilidad de incluir chorros de hidroterapia. Observe algunos de nuestros trabajos.
Spas de fábrica

Nuestros profesionales también se encargan de la instalación de distintos tipos de spas de fábrica.

  • Spas de uso privado:

    • Equipados con bombas de masaje, calentador y armario de maniobra. Permiten la filtración a través de un filtro de cartucho y la calefacción del agua es automática. Pueden estar revestidos con mueble de madera sintética o bien sin revestimiento.
    • Sin mueble y compactos.

Diseñados para ser empotrados y equipados con todos los accesorios necesarios para el hidromasaje y con soporte regulable para facilitar su instalación. Cada modelo dispone de la versión compacta que se adapta a las necesidades del producto.
  • Spas públicos:

    • Con rebosadero.
    • Compactos que se adaptan a las especificaciones de cada modelo.
    • Diseñados para ser empotrados.
    • Incluyen todo tipo de accesorios necesarios para el hidromasaje.
Trabajos con hormigón gunitado